Suscribirte al NOTICIERO DC
correo

Traboulsi llamó a la reflexión a la titular del INADI

El Presidente del Partido Demócrata Cristiano de la República Argentina, Dr. Carlos Lionel Traboulsi, frente a la polémica que se ha desatado en torno al "Manual de Educación Sexual para los Docentes", que generó pronunciamientos del Arzobispo de La Plata, Monseñor Héctor Aguer, y su respuesta por parte de la Titular del "Instituto Nacional de Lucha contra la Discriminación" (INADI), Dra. María José Lubertino, llamó a la reflexión a quien tiene la obligación de conducir el Organismo Estatal de Lucha contra la Discriminación, a los fines que no utilice dicha Institución, y a la Ley, para amordazar las opiniones y posturas diferentes. 

La Presidente del INADI y legisladora electa María José Lubertino, había sostenido que "es un retroceso importante que haya sectores que se opongan a estos temas que cuentan con un claro consenso democrático".

"Hay una ley nacional y un marco normativo sobre esta temática. Habiendo tantas situaciones de violencias de género, situaciones de abuso sexual infantil, sigue habiendo sectores que se oponen a que se hable de estos temas en las escuelas", remarcó en relación a los dichos del arzobispo de La Plata Monseñor Aguer por el contenido del manual sobre educación sexual.

"Sus comentarios en materia de género y en relación con temas de diversidad sexual resultan violatorias a los marcos jurídicos universales”, explicó Lubertino, y agregó que "resulta preocupante que no reconozca las realidades de violencia de género, de abusos de sexualidad infantil, entre otros”.

Por otra parte, la Presidenta del INADI indicó que se realizará un pedido de informe manifestando su preocupación por las declaraciones del Arzobispo y solicitando que ratifique o rectifique sus dichos. Asimismo, indicó a los especialistas del INADI la evaluación del documento para detectar los posibles contenidos discriminatorios y actuar en consecuencia.

En tal sentido, el Presidente Nacional de la Democracia Cristiana, Carlos Traboulsi, manifestó que "el Arzobispo Aguer expresó su opinión, la que es compartida por muchos argentinos que consideramos que todos tienen derecho a disfrutar y usar libremente de su sexualidad, pero también, hasta que no se demuestre lo contrario, la mayoría de los argentinos entendemos que varón es varón y mujer es mujer". 

El dirigente demócrata-cristiano señaló que "las cuestiones de género, mas allá de ser atendidas y protegidas por la Ley, no pueden modificar de manera autoritaria la indiosincracia de una sociedad. En consecuencia, la Dra. Lubertino debe dejar de amenazar con la aplicación de la Ley a los que pensamos distinto en estas cuestiones, buscando el silencio de manera autoritaria, y entender que, para discriminar hay que tener voluntad de hacerlo, es decir intención de dolo, lo que de ninguna manera se puede observar en las opiniones vertidas por el prelado".

El Dr. Traboulsi indicó que "no puede haber jamás discriminación cuando lo que se pretende es expresar una idea que se sustenta en la defensa de derechos que uno estima poseer, como es el caso en cuestión, dónde muchos nos creemos con derecho a vivir en una sociedad en la que se exponga con claridad que la mujer es mujer y el varón es varón. Todo lo demás lo respetamos, pero no pretendan imponérnoslo como forma de vida. Para eso propónganlo en las urnas y que la gente decida", sentenció Traboulsi.-

No hay comentarios: