Suscribirte al NOTICIERO DC
correo

DECLARACIONES DE LA DC PORTEÑA ANTE LA LEY DE MEDIOS PROPUESTA POR EL GOBIERNO

Mucho se ha hablado en los últimos días, acerca de este proyecto del  Ejecutivo Nacional, que apunta a reemplazar la controvertida ley de medios pre-existente de los tiempos de la dictadura militar.

Para la Democracia Cristiana Argentina, en especial al distrito Capital Federal, en menester volver a poner sobre el tapete las cuestiones más profundas del espíritu de esta nueva ley.

Como Humanistas Cristianos consideramos que: la permanente penetración sensorial que han impuesto los medios masivos de comunicación, (de forma mucho más notoria, en los tiempos de Carlos Saúl Menem sin grandes modificaciones hasta la fecha por sus sucesores), incidió de forma destructiva en los Valores fundamentales y la Cultura a través de la manipulación discrecional de los contenidos. Una de las  mas marcadas características de la monopolización de los “mass media”, es la de demostrar que lo que no sale en la tele, no existe o no vale la pena. En uno de los aspectos más graves quizá, esta la falta de acceso a la diversidad de propuestas en épocas electorales y la parcial imposición de tendencias.

El ciudadano Argentino no encuentra en variedad de contenidos, opciones de que confronten “las realidades” o “las verdades” de las cuales se adueñaron hasta la fecha los monopolios existentes.

Esta nueva ley tal vez sea aquella alternativa policromática que nos acerque distintos puntos de vista y expresiones artísticas y periodísticas. Más aún siendo esta ley verdaderamente federal, permita una real intercomunicación o intercambio de los aconteceres en los más recónditos puntos de la patria.

Mucho mejor ocasión aún para competir con la calidad y el talento de un sin número de artistas de todas las disciplinas y periodistas verdaderamente independientes que hoy no tienen acceso a los medios. Quizá la remanida formula de la sensualidad, la banalidad y la superficialidad sea eficazmente combatida con contenidos dinámicos pero profundos, entretenidos pero con valores tradicionales. Si esta nueva ley propiciara lo dicho anteriormente, sin lugar a dudas la Republica Argentina estaría dando un gigantesco paso hacia la tan necesaria liberación Nacional de los intereses foráneos, quizá a fuerza de mucho andar podamos tener el equivalente a la televisión estatal Española o la RAI, para lo cual es condición sine qua non sea la transparencia en la gestión en el organismo de aplicación, casi me atrevería a decir que debiera ser un cargo electivo.

Cierto es que el actual gobierno ha perdido credibilidad y que por esta misma razón no escapa a las mente suspicaz la sospecha de tener medios de comunicación masiva con mezquinos fines de apologías auto referenciales. Lamentablemente, esta mala fama tiende mantos de dudas acerca del porvenir de esta iniciativa.

La política en la Argentina debe esmerarse para legislar más allá de la coyuntura, casi diría en forma secular, de otro modo el pueblo Argentino se ve obligado a vivir ad referéndum de las de derogaciones y modificaciones de las leyes.

Queda en el tintero el análisis de los costos de la tecnología, de la infraestructura y la logística (no olvidemos que en el interior del país canales como el 9,13,11 se reciben solo a través señal cable)

Habrá que dar entonces un guiño positivo a esta oportunidad histórica que se presenta en estos momentos sea por la razón que fuere y confiar en el sistema republicano y en las instituciones, en definitiva en la democracia (herramienta esencial para cambiar aquello que esta mal) es nada menos que la libertad de expresión; la del Pueblo, la Cultura, los Valores y mucho, pero mucho más lo que esta en juego.

Ricardo Albarracin
Presidente
Partido Demócrata Cristiano
Capital Federal

 

No hay comentarios: